7 errores de almacenamiento que debes evitar

Hay muchos motivos por los cuales las personas eligen alquilar una unidad de almacenamiento para guardar sus pertenencias. Independientemente de la razón por la que hayas optado alquilar una, si es la primera vez que haces esto, es normal tener dudas sobre el proceso y una de las más frecuentes es el correcto almacenamiento de los objetos dentro de la unidad.  

Si bien es cierto que hay que tomar en cuenta diversos aspectos antes de alquilar un almacén, acomodar las pertenencias dentro de este espacio será una actividad más desafiante de lo que parece y puede que necesites de alguna guía para las diversas dudas que puedas tener al momento de prepararte para esta labor.

Para ayudarte en este proceso, en The Safe Storage Co. te ofrecemos algunos consejos para evitar errores comunes al almacenar tus objetos en una unidad de almacenamiento.

1. Escoger el espacio de almacenamiento

Muchas personas al alquilar una bodega de almacenamiento no suelen medir sus objetos a almacenar dentro de estas. Antes de todo, se recomienda medir cada artículo que se guardará para evitar problemas más adelante, ya que usualmente ocurre que el espacio de almacenamiento alquilado es muy grande o, por el contrario, es muy pequeño.

Cualquiera de estas 2 situaciones serán un problema, ya que si alquilas un espacio más grande del que necesitas estarás gastando más dinero del que realmente deberías. Mientras que, si el espacio es muy pequeño, no podrás almacenar la cantidad de objetos que deseas o que estos se almacenen de manera incorrecta, corriendo el riesgo de que puedan romperse o dañarse.

2. Un mal empaque

deposito cajas mudanza

Antes de empezar a apilar cajas en el espacio del almacén, saber cómo empacar correctamente tus objetos será de gran ayuda para mantenerlos en las mejores condiciones cuando los acomodes en tu unidad de almacenamiento, especialmente si es a largo plazo. Usa los materiales más adecuados para mantener seguros a tus objetos más frágiles dentro de sus cajas. También, cubre correctamente tus muebles y ropa a almacenar.

Un error común que se suele cometer en esta etapa es el de cubrir objetos con periódicos. Si bien este puede proteger un objeto a corto plazo, lo más probable es que eventualmente la tinta de las hojas se adhiera a tus objetos, haciendo que estos se maltraten en lugar de cuidarlos. Considera usar papel bond blanco en lugar de periódicos, también puedes optar por los plásticos con burbujas para embalar tus artículos y colocarlos en cajas.

¡No olvides poner distintivos o etiquetas a las cajas! Cuando regreses por tus objetos o si en algún momento deseas retirar un artículo, es probable que te tome mucho tiempo encontrar la caja que buscas si estas no cuentan con una descripción en ellas.  

3. Un plan de acomodamiento 

Luego de un adecuado empaque, debes pensar en la mejor forma de acomodar tus objetos dentro del espacio de almacenamiento. Si todo se acomoda de manera rápida y sin pensarlo demasiado, retirar tus objetos será una tarea muy complicada. Si todo se acomoda al azar, será difícil caminar y encontrar lo que se necesita entre tantas cosas. Además, posiblemente algunos objetos se encuentren algo deteriorados.

En lugar de dejar que eso ocurra, se recomienda que tomes un tiempo a fin de hacer un plan para el proceso de almacenamiento. Una sugerencia es acomodar los objetos más pesados al fondo de la unidad, así como de hacer un pequeño espacio por donde puedas transitar y alcanzar las cajas más lejanas sin problemas. Con esto lograrás que la búsqueda de objetos sea más sencilla y también protegerás tus pertenencias de posibles daños.

4. Almacenar objetos inadecuados

Es común pensar que se puede almacenar cualquier objeto en una unidad de almacenamiento, pero en realidad, esto no es así y existen objetos que no puedes guardar en tu unidad de almacenamiento. Entre estos están los alimentos, ya que al ser elementos perecibles, con el tiempo se malograrán independientemente de donde se encuentren, por lo que es importante que lugares donde esta pueda estar, como el refrigerador, se encuentren completamente libres de esta.

Otro objeto que no se debe guardar en una unidad de almacenamiento son sustancias peligrosas. Cualquier tipo de material inflamable, corrosivo o tóxico no debe ser almacenado en estos espacios por motivos de seguridad. 

5. Obviar la seguridad

Cuando te encuentres en la búsqueda de donde alquilar un almacén, debes asegurarte de que estos tengan medidas de seguridad para proteger tus objetos. Un requisito mínimo que puedes tomar en cuenta es que el espacio cuente con cámaras de seguridad, además de personal que se encargue de velar por mantener el ambiente seguro de cualquier inconveniente.

En The Safe Storage, contamos con un sistema de seguridad de última generación, donde contamos con guardianía profesional 24/7 y con un registro de todos los ingresos y salidas. Además, el cliente solo cuenta con acceso al piso en el que se encuentra su depósito y cada movimiento es grabado con cámaras de alta resolución. 

6. No tomar los seguros

deposito mudanza cajas

Un paso importante al dejar tus artículos almacenados es el de tomar un seguro adecuado para estos. En caso de cualquier inconveniente, será más adecuado asegurar tus pertenencias para que no debas pasar por el riesgo de perder tus artículos en ninguna circunstancia. Ten en cuenta que rechazar o negarte a los seguros de tu arrendador significará negarte a la seguridad total de tus objetos. 

Protege tus pertenencias con los diferentes seguros que The Safe Storage te ofrece. Cuando alquiles una unidad, adicionalmente a la tarifa de alquiler mensual hay un seguro obligatorio que los clientes deben cubrir. Además, contamos con distintas tarifas y coberturas para todo tipo de artículos y mercancías. Puedes consultar el listado de las pólizas en nuestros canales de contacto.

7. Prevenir la humedad

Las unidades de almacenamiento deben contar con acondicionamiento regulado para prevenir la humedad en estos. La humedad pone en riesgo la seguridad de tus objetos, así que si tienes objetos o espacios que aún estén húmedos, asegúrate de secarlos por completo antes de almacenarlos. También, se recomienda limpiar las superficies de los muebles de todo rastro de polvo.

En caso de objetos como los refrigeradores, usa una toalla para secarlos de ser necesario. Luego de esto, procura que las puertas abiertas permanezcan ligeramente abiertas para que el interior se aclimate al ambiente en donde se encuentra. Que todos los objetos se encuentren secos será la mejor forma de prevenir la humedad en tu depósito de almacén.

Mientras más errores evites, más seguros estarán tus objetos. Además, podrás ahorrar tiempo y dinero cuando escojas la unidad de almacenamiento más adecuada para ti, así como de acomodar los objetos correctamente dentro de esta, sin temor a que se vean estropeados o no cuentes con espacio para guardar lo que deseabas.

En The Safe Storage Co. Brindamos el servicio de alquiler de depósitos para guardar cosas, de esta manera podrás mantener tus bienes protegidos y en una zona de fácil acceso para ti. Comunícate con nosotros si estás interesado en nuestras unidades de almacenamiento.

Deja un Comentario