Correoinfo@safestorage.pe
Teléfono(01) 223 3241
Horario de acceso7:00 am a 8:30 pm
¿Cómo conservar vinos correctamente en tu depósito?

¿Cómo conservar vinos correctamente en tu depósito?

Así que compraste una o algunas botellas de vino que no planeas beber de inmediato. ¿Ahora qué haces con ellas? En The Safe Storage co tenemos para ti algunos consejos para almacenar vinos sin gastar mucho.

En primer lugar, es útil recordar que solo un pequeño porcentaje de vinos finos en el mercado se beneficia del envejecimiento a largo plazo. La mayoría de los vinos se disfrutan mejor unos años después de su lanzamiento. Si estás buscando comprar vinos para madurar, realmente deberías considerar invertir en un sistema de almacenamiento de vino profesional.

Para los demás, estos simples consejos para usar unidades de depósitos de alquiler en la conservación y almacenamiento de los vinos serán de gran ayuda:

1. Mantener la temperatura óptima (fresca) es vital para preservar el vino

El calor es el enemigo número uno para el vino. Las temperaturas superiores a 21 ° C envejecerán el vino más rápido de lo deseable. Si se calienta demasiado, es posible que el vino se “cocine”, lo que produce aromas y sabores “planos” (es decir, el vino pierde acidez). El rango de temperatura ideal es entre 7 ° C y 18 ° C (aunque 13 ° C a menudo se cita como la temperatura casi perfecta) pero esta no es una ciencia exacta. No te preocupes demasiado si tu almacén o depósito funciona un par de grados más caliente, siempre y cuando abras las botellas dentro de unos años desde el lanzamiento. Con la finalidad de garantizar la conservación del vino en las mejores condiciones, los depósitos de alquiler de The Safe Storage co cuentan con control de temperatura y humedad.

2. Evitar temperaturas muy frías

Mantener los vinos en la refrigeradora  está bien hasta por un par de meses, pero no es una buena idea a largo plazo. La temperatura promedio de la refrigeradora baja a menos de 7 ° C para almacenar alimentos perecederos de manera segura y la falta de humedad podría eventualmente resecar los corchos de tus botellas, lo que podría permitir que el aire se filtre en ellas y dañe el vino. Además, no guardes el vino en un lugar donde pueda congelarse (un garaje sin calefacción en invierno, olvidado durante horas en el congelador). Si el líquido comienza a convertirse en hielo, podría expandirse lo suficiente como para empujar el corcho.

3. Mantener la temperatura en un valor constante

Más importante que preocuparte por lograr la temperatura perfecta de 13 ° C es evitar los cambios de temperatura rápidos, extremos o frecuentes. Además de los sabores “alterados”, la expansión y contracción del líquido dentro de la botella puede empujar el corcho o causar una filtración. Intenta conseguir consistencia en la temperatura, pero no te vuelvas paranoico con las fluctuaciones menores; los vinos pueden estar en peores circunstancias durante el tránsito desde la bodega hasta la tienda. (Incluso si el calor ha hecho que el vino se filtre más allá del corcho, eso no siempre significa que el vino esté arruinado. No hay forma de saberlo hasta que lo abras, aún podría ser delicioso).

4. Apagar las luces

La luz, especialmente la luz del sol, puede representar un problema potencial para el almacenamiento de vinos a largo plazo. Los rayos UV del sol pueden degradarse y envejecer prematuramente el vino. ¿Una de las razones por las que los viticultores usan botellas de vidrio de colores? Porque éstas son como gafas de sol para el vino. La luz de las bombillas del hogar probablemente no dañará el vino en sí, pero puede desaparecer sus etiquetas a largo plazo. Las bombillas incandescentes pueden ser un poco más seguras que las bombillas fluorescentes ya que emiten muy pequeñas cantidades de luz ultravioleta. Los depósitos de alquiler de The Safe Storage co garantizan la iluminación perfecta para tus vinos. 

5. Prestar atención a la humedad

La sabiduría convencional dice que los vinos deben almacenarse a un nivel de humedad ideal: 70 por ciento. La teoría es que el aire seco secará los corchos, lo que dejaría entrar aire en la botella y malograría el vino. Sin embargo, cualquier lugar donde la humedad oscila entre 50 y  80 por ciento se considera seguro. Además, al colocar una fuente de agua en el área del depósito se pueden mejorar los ambientes secos . Por el contrario, si las condiciones son extremadamente húmedas, un deshumidificador puede arreglar este inconveniente.

Se debe recordar que el exceso de humedad puede promover el moho. Esto no afectará a un vino debidamente sellado, pero puede dañar las etiquetas.

6. Estantería horizontal

Tradicionalmente, las botellas se han almacenado en estanterías horizontales para mantener el líquido contra el corcho, lo que teóricamente evitaría que el corcho se seque. Si planeas tomar estas botellas a corto o medio plazo, o si las botellas tienen cierres alternativos (tapas de rosca, corchos de vidrio o plástico), esto no es necesario. Sin embargo, diremos esto: el almacenamiento horizontal es una forma eficiente de almacenar tus botellas y definitivamente no puede dañar sus vinos.

7. Evitar la agitación

Existen teorías de que la vibración podría dañar el vino a largo plazo al acelerar las reacciones químicas en el líquido. Algunos coleccionistas serios se preocupan incluso por las sutiles vibraciones causadas por los aparatos electrónicos, aunque hay poca evidencia que documente los impactos de estos. Las vibraciones significativas podrían alterar el sedimento de los vinos más viejos y evitar que lleguen al nivel de sedimentación adecuado, lo que los haría desagradablemente arenosos. A menos que vivas encima de una estación de tren o estés organizando conciertos de rock, es probable que la “agitación” no sea un problema para tu almacenamiento de botellas a corto plazo. Además tendrás  menos problemas en este sentido si las botellas están en depósitos de alquiler. (Pero no vayas sacudiendo tus vinos como el “Jugador Más Valioso” a punto de rociar una botella de Champagne alrededor del vestuario después de extraer el vino del depósito).

En The Safe Storage co. estamos seguros que estos consejos te serán más que útiles. Te recordamos que, si tienes algunas cajas de vino y no tienes espacio para guardarlas en casa o son sumamente importantes y no quieres correr el riesgo de malograrlas, podemos ofrecerte depósitos seguros con control de temperatura y humedad. Visita nuestras instalaciones en Av. Camino Real 140, San Isidro o llámanos al: (01) 223-3241. Estamos a media cuadra de la Virgen del Pilar.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *