Lo que debes y no debes hacer al elegir una unidad de almacenamiento

Alquilar una unidad de almacenamiento tanto a corto como a largo plazo, es una excelente manera de guardar las pertenencias durante un período de transición o simplemente para liberar espacio en tu hogar. 

Por ello, en The Safe Storage te brindamos consejos de almacenamiento para que conserves tus artículos de la mejor manera.

Elegir una unidad

1. Elige una empresa confiable

Depósito almacenamiento

Cuando almacenas artículos, confía en un tercero para que cuide tus pertenencias. E incluso si no planeas almacenar nada de gran valor, es importante que elijas una empresa de depósitos en alquiler con un historial probado de confiabilidad. 

Lee las reseñas y las experiencias pasadas de los clientes antes de reservar y no elijas almacenar tus artículos con una compañía poco confiable solo porque sus tarifas son más baratas que las de la competencia.

2. No empieces a buscar en el último minuto

La unidad de almacenamiento que elijas debe basarse en algunos factores clave, incluido el tamaño, el precio y el nivel de conveniencia acorde a tu situación. 

Para asegurarte de esto, comienza tu búsqueda con anticipación. Si esperas demasiado para reservar, es posible que descubras que lo que estás buscando no está disponible o que simplemente no tengas tiempo suficiente para hacer la investigación necesaria. 

Por ello, es mejor empezar un poco antes, y tener un plan en marcha, que empezar tarde y tomar una decisión apresurada.

3. Haz un inventario

Es necesario que sepas cómo crear un inventario para tu depósito porque te ayuda a determinar qué tamaño de unidad vas a necesitar y, además, te permite organizar todo de una mejor manera.

No tienes que ser muy detallado, solo realiza una descripción general de lo que pretendes almacenar, por ejemplo, dos estantes y seis cajas medianas. 

Según ese inventario, podrás utilizar una guía de tamaños de unidades de almacenamiento para seleccionar la que mejor se adapte a tus necesidades.

Proceso de almacenamiento

personas embalaje cajas

1. Etiqueta tus cajas

Es difícil que recuerdes qué artículos guardaste en cada caja, así que es recomendable que etiquetes cada una de ellas con palabras clave que te harán recordar que llevan dentro.

Etiquetar tus cajas facilita mucho el proceso de desembalaje y también es útil si alguna vez necesitas entrar y tomar algo.

2. No guardes nada muy valioso

La mayoría de las veces, tus pertenencias estarán bien protegidas en la unidad de almacenamiento, sin embargo, siempre hay un riesgo de que alguna se dañe o se pierda.

Por lo tanto, es mejor que busques una forma alternativa de albergar obras de arte, joyas, reliquias familiares y otros artículos valiosos.

3. Empaca estratégicamente

Nunca se sabe cuándo necesitarás acceder a tu unidad durante el período de almacenamiento, así que organiza todo de manera que sea fácil de retirar.

En ese sentido, guarda los artículos que probablemente necesitarás más en la parte delantera de la unidad y lo que no usarás en la parte trasera. 

Piensa verticalmente. ¿Cómo así? Pues, en lugar de amontonar las cosas en la parte inferior, aprovecha la altura y apila tus artículos, manteniendo las cosas más pesadas cerca del suelo.

Si puedes, deja un camino desde la parte delantera de la unidad hacia la parte trasera para que ningún artículo esté completamente fuera de tu alcance.

4. No dejes artículos desprotegidos

Tómate el tiempo de empacar los artículos y envolverlos adecuadamente para así evitar que se dañen.

Ten en cuenta que los muebles deben cubrirse con mantas o almohadas. Evita usar plástico porque puede atrapar la humedad y provocar moho y hongos.

Asimismo, los artículos frágiles deben envolverse cuidadosamente en papel de embalaje y almacenarse de manera que no puedan moverse.

5. No almacenes nada perecedero

Ten cuidado de no almacenar algo que pueda pudrirse. Además, de generar malos olores, los alimentos y las plantas en descomposición podrían atraer insectos y roedores.

Por otro lado, recuerda que debes tener todo aseado. Para esto, es necesario que sigas ciertos consejos de cómo limpiar un almacén.

6. Pide ayuda, si la necesitas

Trasladar las cosas al almacenamiento es como una mudanza y puede ser difícil abordar todo por tu cuenta. 

Por ello, pide ayuda a un amigo o familiar, especialmente si vas a cargar artículos pesados ​​o apilar cosas en alto. Verás que tener un par de manos adicionales ayudará a que el proceso sea más rápido y reduce el riesgo de lesiones al levantar muebles u otras cosas pesadas.

Te puede interesar: Cómo optimizar tu unidad de almacenamiento

Consejos generales

1. No compartas tu clave o código de acceso

Sé prudente acerca de con quién compartes el acceso a tu unidad. Asimismo, a menos que confíes en esa persona, nunca permitas que alguien ingrese.

Las unidades de almacenamiento, o más específicamente, los artículos que tienen mucho valor deben ser resguardadas.

2. Compra un candado

En la misma línea que el consejo anterior, sé inteligente cuando se trata de asegurar tu unidad. Si trabajas con una empresa de almacenamiento que requiere que proporciones tu propia cerradura, invierte para obtener uno resistente que no se pueda manipular fácilmente.

Incluso las instalaciones con cámaras, y el personal de seguridad en el lugar, no pueden evitar por completo que suceda algún robo, por ello, es mejor que asegures tu unidad con un candado y descanses sin tener que preocuparte.

Por último, recuerda almacenar siempre de forma inteligente. Seguir estos consejos te ayudará a garantizar que tengas la mejor experiencia posible y que tus pertenencias se mantengan seguras y en buenas condiciones para cuando finalmente desees retirarlas.

En The Safe Storage Co. Brindamos el servicio de alquiler de depósitos para guardar cosas, de esta manera podrás mantener tus bienes protegidos y en una zona de fácil acceso para ti. Comunícate con nosotros si estás interesado en nuestras unidades de almacenamiento.

Deja un Comentario