¿Cómo guardar espejos en una unidad de almacenamiento?

Los espejos son artículos muy importantes en casa, pero también son bastante frágiles. Por lo tanto, cuando llegue el cambio de temporada, renueves la decoración de tus ambientes y necesites guardar estos artículos en una unidad de almacenamiento, debes saber cómo embalar un espejo de manera correcta.

Creas o no en las supersticiones, no querrás retirar tu espejo del depósito y darte con la sorpresa de que está quebrado. Por eso, en The Safe Storage te mostramos algunos pasos para mantenerlo sano y salvo.

1.- La calidad de los materiales

Si has decidió que quieres guardar espejos, debes empezar por entender la importancia de los materiales que utilices para embalarlos. A fin de asegurar su bienestar y seguridad, tendrás que invertir en materiales de calidad que realmente protejan a tan frágiles artículos

Algunos objetos que deberías conseguir son cinta adhesiva o masking tape, poliestireno extruido, protectores de esquinas, láminas de cartón y, de ser posible, una caja de cartón a la medida. No es recomendable que pases por alto alguno de estos elementos en un intento de ahorrar algo de dinero, ya que aquello podría resultar en el daño irreparable de tu espejo.

2.- El uso de la cinta adhesiva

guardar espejos unidad de almacenamiento cinta embalaje

Sin duda, una de tus prioridades es proteger la superficie del espejo. Primero, debes colocarlo sobre una superficie suave, como tu cama. Luego, pega cinta en forma de X a lo largo del cristal. Este paso es fundamental para evitar que el cristal se quiebre en caso sufra una ligera caída.

Además, si el espejo cae desde una gran altura y el cristal se rompe, la cinta adhesiva en forma de X ayudará a proteger el marco. De esta forma, solo tendrás que reemplazar la sección quebrada.

3.- Protege las esquinas

guardar espejos unidad de almacenamiento protege esquinas

Un aspecto importante al empaquetar un espejo, es tener en mente todos los peligros posibles. La mayoría de personas se olvida del marco y se enfoca solo en proteger el cristal. Aquello es un error, ya que, en realidad, el marco protege la parte más frágil.

Por lo tanto, es importante aumentar el cuidado de esta sección e invertir en protectores para esquinas, los cuales son perfectos para los espejos que cuentan con algunos rectos. Sin embargo, si el tuyo tiene una forma curva, también es posible protegerlo con un poco de ayuda del film alveolar o plástico de burbuja.

4.- La utilidad de las láminas de cartón

Ha llegado el momento de hacer uso del cartón. Consigue un par de tijeras, recorta una lámina de este material y colócalo sobre la superficie del espejo. Eso ayudará a protegerlo del polvo y la suciedad que, con el tiempo, puede dejar raspones o marcas en el cristal

5.- El poliestireno

guardar espejos unidad de almacenamiento poliestereno

A fin de mantenerlo completamente protegido, corta dos secciones de una plancha de poliestireno y asegúrate de que estas tengan el mismo tamaño que el cartón. Luego, colócalas sobre el espejo y asegúralas firmemente con cinta adhesiva.

Te puede interesar: Aprende cómo guardar tus artículos más frágiles

6.- Proceso de embalaje

Primero, consigue algunas sábanas viejas y envuélvelas de forma ajustada alrededor del artículo, el cual ya debe estar cubierto por el cartón y el poliestireno. Si no cuentas con sábanas, puedes conseguir un resultado muy similar con film alveolar. Por último, cubre todo con envoltorio plástico para evitar que la humedad y el moho dañen el espejo mientras se encuentra guardado.

7.- Una caja a la medida

Luego de empacar el espejo, si deseas aumentar al máximo su seguridad, debes conseguir una caja a la medida. Ella ofrecerá una barrera de protección adicional. No conseguirás el mismo resultado con cajas de otro tamaño, ya que si usas una muy grande, el cristal podría moverse en el interior durante el transporte y romperse.

8.- Etiqueta el paquete

Es absolutamente necesario que escribas o coloques una etiqueta que indique con claridad la fragilidad del contenido dentro del paquete. No te limites a colocar las etiquetas en la parte frontal, sino también en la parte trasera y a los lados. De esa forma, el personal encargado del transporte podrá realizar su trabajo con el cuidado especial que este artículo merece.

9.- La posición del espejo

Una vez ya protegido, lo último que queda por ver son las recomendaciones sobre el guardado de espejos. Al momento de ubicarlo en la unidad de almacenamiento, el espejo debe estar posicionado verticalmente con nada apilado o amontonado sobre él.

La parte más delicada del espejo es el cristal y, si lo almacenas apoyado sobre su parte frontal o posterior, te expones a que algún objeto caiga sobre esta frágil sección. Si lo apoyas sobre uno de sus lados, podrás estar seguro de que lo sacarás del depósito en las mismas condiciones en las que lo dejaste.

Estos nueve pasos te ayudarán a conservar estos frágiles objetos en perfectas condiciones. Ahora que ya sabes cómo embalar un espejo, debes preocuparte por guardarlo en una unidad de almacenaje que te ofrezca las mejores condiciones de seguridad.

Contacta a The Safe Storage Co si estás interesado en nuestras unidades de almacenamiento, de esta manera podrás mantener tus bienes protegidos y en una zona de fácil acceso para ti.

Deja un Comentario