Cómo guardar tus edredones y mantas de manera correcta

Guardar la ropa de cama puede parecer simple, pero en realidad el almacenamiento a largo plazo de los edredones de plumas y mantas afelpadas puede ser una tarea difícil. Además, son voluminosos y es posible que te quiten mucho espacio. ¡No te preocupes! A continuación, te contamos cómo guardar edredones y mantas en una minibodega de manera segura.

Almacenes seguros

¿Cómo guardar mantas y edredones? Las mantas se utilizan y guardan a medida que el clima cambia. Cuando  pasamos de invierno a primavera, es hora de almacenar ese espeso edredón de plumas de ganso y sacar una colcha más ligera. 

Algunos de nosotros tenemos armarios, pero estos a veces son demasiado pequeños. La solución perfecta para este problema es contar con un depósito para guardar cosas como los que ofrece The Safe Storage Co. 

Estos depósitos se encuentran en el corazón de San Isidro y son perfectos para guardar la ropa de invierno, edredones y mantas, archivos, mercadería, objetos personales, colecciones, muebles, artículos de playa, ¡hasta motos! 

Ahora, te daremos algunos tips para almacenar tu ropa de cama en una minibodega y perduren a largo plazo:

1. Lava la ropa de cama

guardar edredones mantas manera correcta lava ropa cama

Cada vez que metes a la lavadora tus edredones, la tela se agrava y la exposición al agua y al jabón puede romper la tela con el tiempo. Asimismo, tendemos a lavar más nuestras sábanas que los edredones o las mantas. 

Esto se debe a que nuestras sábanas están en contacto directo con nuestra piel y son más propensas a recoger el aceite, las células cutáneas y suciedad. Por ello, es importante guardar esta ropa limpia.

Ten cuidado a la hora de hacer esto porque no todos los edredones se pueden lavar en la lavadora. Por ejemplo, si vas a guardar una colcha vintage por un par de meses, sería mejor sacudirla antes de almacenarla para evitar el lavado. También, podrías optar por el lavado en seco en una lavandería.

Cualquier ropa de cama que esté sucia debe lavarse antes de almacenarla en una bodega storage. Más importante todavía es asegurarse de que la tela esté completamente seca antes de guardarla. La humedad puede promover el crecimiento de moho y hongos.   

Recuerda estos tips al momento del lavado:

guardar edredones mantas manera correcta tips lavado

a. Lava la ropa en agua fría

El exceso de agua caliente puede dañar la tela. Utiliza una pequeña cantidad de detergente porque mucho jabón deja las sábanas tiesas.

b. Seca los mantas en una secadora lo suficientemente grande a temperatura media

Para asegurarte de que los edredones estén secos de manera uniforme, utiliza bolas para secadora, las cuales reducen el tiempo de secado, quitan las arrugas y suavizan las telas. 

c. No sobrecargues la lavadora

Deja que la ropa de cama tenga un poco de espacio libre en la lavadora para que entre el aire. Seca las sábanas por separado y no llenes la lavadora más de la mitad.

2. Deja que la tela se seque

Este tip es importante para las fibras naturales como la lana. El mejor lugar para almacenar las colchas y mantas es en áreas abiertas donde un flujo de aire adecuado alcance la tela. Si no sabes cómo guardar edredones y cobertores, evita las bolsas plásticas de almacenamiento porque retienen la humedad y propician la aparición de moho.

Considera los siguientes tips:

guardar edredones mantas manera correcta bolsas almacenamiento

a. Bolsas de almacenamiento de algodón

Estas bolsas protegen tu ropa contra el polvo y los insectos y permiten el paso de flujo de aire. Si no tienes estas bolsas, envuelve los edredones en sábanas de algodón antes de almacenarlas.

b. Colgadores de edredones

Estos funcionan bien para colgar artículos como colchas o cobertores de tela sumamente delicados, ya que permiten que el aire pase a través de la tela.

3. Dobla y maximiza el espacio

La manera adecuada de guardar edredones en poco espacio es un paso importante en el almacenamiento porque una manta correctamente doblada ocupará menos espacio. Algunos edredones son voluminosos y difíciles de doblar. Otros no deben comprimirse o apilarse. 

Una solución a este problema es enrollar la ropa de cama hasta formar una bola y atarla con una cinta. Esta opción es ideal porque las mantas son más accesibles y no se aplastarán por el peso de otras colchas.

Rodar los edredones de esta manera y almacenarlos de forma vertical evitarán la compresión. El exceso de peso puede dañar las plumas y provocar que estas se amontonen dentro del cobertor.

4. Mantén las colchas frescas

Si vives en una zona húmeda, te aconsejamos que optes por un depósito de alquiler, como el de The Safe Storage Co., que cuente con un deshumedecedor especializado que controle la humedad y temperatura, de manera que todo el aire que ingresa al edificio se seque y se trate.

Tips para que las mantas se mantengan frescas:

a. Usa toallitas para secadora.

Coloca un par de toallitas dentro de la ropa de cama antes de almacenarla. Las toallitas para secadora funcionan bien para conservar la tela fresca sin importar el lugar donde se almacenen.

b. Prepara un absorbedor de olores.

Prepara un absorbedor de olores mezclando bicarbonato de sodio con unas gotas de tu aceite esencial favorito dentro de un frasco. Haz unos agujeros en la tapa y colócalo dentro de tu almacén.

c. Evita la naftalina.

Si bien la naftalina evita que tu ropa se dañe, puede dejar un aroma indeseado.  

d. Expónlas al sol.

Cuando retires tus mantas de tu almacén seguro, lávalas, sécalas y cuélgalas cuidadosamente en el tendedero en un día soleado. El sol ayudará a desodorizar y matar la bacteria que causa el mal olor en la tela de manera natural.

Ahora ya sabes cómo guardar edredones y colchas de manera segura. Sigue todos estos consejos y verás que tus sábanas y frazadas perdurarán a largo plazo mientras disfrutas de la primavera y el verano.

Contacta a The Safe Storage Co si estás interesado en bodegas de almacenaje. Tenemos unidades de varios tamaños para diferentes tipos de artículos y en una zona de fácil acceso. 

Deja un Comentario