Cómo organizar una cocina en 8 pasos

El ambiente de la cocina es muy acogedor y tranquilo, por lo que suele ser el lugar donde todos se reúnen para conversar, comer, hacer tareas, etc. Es el espacio ideal para las reuniones con los miembros del hogar, familiares y amigos después de la sala.

La cocina suele ser el lugar central del hogar; sin embargo, debido a sus múltiples funcionalidades, es el ambiente en donde más desorden se acumula a diario y de no controlarse puede que necesites un almacén seguro para ayudarte con la organización de este y otras habitaciones.

Las unidades de almacenamiento tienen varias funciones, una de ellas es ser tu mejor aliado en la organización de los espacios en tu hogar. De igual forma, la cocina es el corazón del hogar y es el mejor espacio para lograr reuniones amenas. Cuida la organización de este acogedor ambiente siguiendo estos 8 pasos para organizar tu cocina.

1. Establece un límite de tiempo

El tiempo que te demandará la organización de tu cocina dependerá del tamaño de esta y la cantidad de desorden presente. Por lo general, debería llevarte solo algunas horas arreglarla, en otros casos esto podría aumentar a casi un día entero y en pocos casos, puede tomar incluso un mes entero. Descuida, lo importante es que cuando empieces a organizar te comprometas a terminar esta labor, así como establecer un plazo para realizarla.

Si ha transcurrido bastante tiempo desde la última vez que organizaste este ambiente, puedes empezar de poco en poco por un gabinete o alacena y prueba tus tiempos ¡puede que te tome más tiempo de lo que parece!

Es importante solo abordar lo que consideras que puedes terminar en el tiempo que vayas a designar. Lo ideal es establecer horarios para organizar una parte u otra, de lo contrario podrías incrementar el desorden al punto que parecerá interminable. Verifica el tiempo que tienes disponible, programa un temporizador y empieza la labor.

Te puede interesar: 5 consejos para optimizar el espacio en casa

2. Deshazte de objetos innecesarios

A pesar de ser uno de los lugares más propensos a desordenarse, la cocina suele ser una de las habitaciones más “sencillas” de ordenar. Esto se debe a que en este espacio se encuentran objetos a los que no se les suele tener mucho apego emocional. De manera general, se evalúa más la funcionalidad que cualquier otro aspecto, por lo que es bastante evidente cuando se necesita un artículo cocina y cuando no.

Además, de haber regalado o desechado un objeto, los artículos de cocina en general son fáciles de conseguir o pedir prestado para la ocasión en que los necesites. Trata de pensar en optimizar el espacio cuando estés realizando este proceso, así como en el resto de las actividades para que organizar tu cocina sea mucho más simple.

3. Vacía completamente el espacio

Vacía completamente espacio

Puede parecer mucho trabajo, pero vaciar por completo el espacio que estás organizando definitivamente será rentable. Sacar todos los artículos de tus cajones y repisas realmente te permitirá ver cuántas cosas tienes guardadas y cual de ellas realmente te conviene quedarte. Una vez que el espacio está vacío, es más fácil ver las diferentes formas en la que podrías trabajar tu plan de organización. 

4. Divide y clasifica

A medida que vacíes los artículos de las repisas o cajones, te recomendamos clasificarlos en 5 categorías: basura, reciclaje, donaciones, pertenecen a otro lado y se quedarán contigo. Ten a la mano tus bolsas y contenedores de reciclaje para que puedas colocar los artículos directamente en ellos. Será lo más recomendable para optimizar el tiempo. 

Busca una caja grande para almacenar los artículos a donar. Usa una canasta o un cesto de ropa para recolectar cualquier artículo que encuentres en la cocina y que pertenezca a otro lugar de la casa. Ordena todos los elementos que se van a mantener en categorías similares. 

Si tienes muchos objetos que guardar y no cuentas con espacio en tu hogar; o quieres remodelar los muebles de tu cocina, considera alquilar un almacén para mantenerlos seguros.

Te puede interesar: Cómo empacar cristalería y platos al mudarte

5. Organiza por zonas

Ahora que conservas los artículos de cocina necesarios, es el momento de volver a guardarlos en tus alacenas, repisas y cajones en general. Trata de organizarlos de acuerdo con su función en áreas específicas de la cocina. 

Por ejemplo, todos los artículos para hornear pueden estar en un nivel de la alacena, todas las especias en el segundo nivel y los artículos de limpieza pueden ir en los cajones inferiores. Si no te gusta la organización que tenías antes o deseas remodelarla, es recomendable que cuentes con un plan de organización para asegurarte de mantener el orden por el que has trabajado. 

6. Organiza correctamente tus objetos

Organiza correctamente objetos
Organiza correctamente objetos

Para organizar tu cocina, tanto los muebles como la alacena deben estar solo almacenando los artículos que necesitas a diario. Mantén los artículos más pequeños en bandejas o estantes para que se vean atractivos y sean prácticos a la vez. Trata de mantener los espacios donde preparas tus alimentos lo más despejado posible para que no debas organizar los objetos cada vez que cocines.

7. Mantén los papeles y otros objetos en su lugar

Los mostradores y los muebles de la cocina a menudo suelen ser usados para dejar papeles de varios tipos en ellos a pesar de que en realidad no pertenecen allí. Si necesitas guardar papeles en este espacio, cómo recetas o números de teléfono, lo ideal será tener una caja donde puedas guardarlos sin que se vea desordenado o usar folders para guardar los papeles en un solo lugar. 

8. Utiliza todos los espacios en tus muebles

La parte inferior de las alacenas, algunas puertas de las repisas, entre espacios en los muebles que puedan estar presentes en tu cocina te serán de gran ayuda para guardar tus objetos y clasificarlos a tu gusto. De igual forma, la misma estructura de estos puede ayudarte a almacenar más objetos. Coloca ganchos adhesivos para colocar los guantes o utensilios de cocina, puedes optar por usar folders o archivadores para tus recetas.

¡Organiza tu cocina regularmente!

Limpiar tu cocina debe ser un hábito regular en tu rutina de limpieza para evitar hacer una limpieza demasiado rigurosa y que te demande una gran cantidad de días. Limpiar el mueble donde se dejan los objetos de la calle, lavar los platos del fregadero después de comer, guardar los platos y cacerolas luego de lavarlos; entre otras actividades que se pueden realizar diariamente ayudarán a reducir sustancialmente el desorden, así como el tiempo de la próxima limpieza general. 

Si tuvieras demasiados artículos en tu cocina o deseas remodelarla por completo, una unidad de almacenamiento siempre puede ser una solución viable para estos. Recuerda seguir algunos consejos para almacenar adecuadamente electrodomésticos, ollas, sartenes, utensilios en general y objetos adicionales.

En The Safe Storage Co. brindamos el servicio de alquiler de depósitos para guardar cosas, de esta manera podrás mantener tus bienes protegidos y en una zona de fácil acceso para ti. Comunícate con nosotros si estás interesado en nuestras unidades de almacenamiento.

Deja un Comentario