4 pasos para guardar tu ropa interior de forma ordenada

Es un problema común: tu ropa interior o el cajón de la ropa interior está fuera de control. Si tienes que buscar entre montones de prendas para encontrar ese sostén sin tirantes, podría ser el momento de darle una revisión completa a tu cajón. A continuación, The Safe Storage Co., empresa de alquiler de depósitos en Lima, te enseña cómo guardar ropa interior en 4 pasos.

1. Bota lo viejo

Lo primero que debes hacer al organizar tu cajón de ropa interior es quitar todo lo que posees actualmente y tirarlo sobre la cama. A continuación, crea dos pilas: ropa para guardar y ropa para tirar. 

Cuando revises tus artículos, es mejor deshacerte de cualquier pieza que no te brinde alegría o que no te emocione ponértela. Depura todas las prendas que presenten estas características:

  • El color se ha desvanecido, no necesitas esos elementos grises que solían ser blancos.
  • Cualquier prenda gastada, rasgada, manchada o con agujeros.
  • No la has usado en un año (debe haber una razón).
  • Las costuras comienzan a deshacerse.
  • El elástico ya no funciona.
  • Los aros de los sostenes han perdido su forma original o están atravesando la tela (esto sucede cuando no lavas adecuadamente tu ropa interior).
  • Ya no encaja bien.
  • Es incómoda.

Cuando intentas decidir qué guardar o qué tirar, recuerda que tu objetivo final es tener un cajón de ropa interior abastecido con solo aquellas piezas que te hacen sentir seguro y cómodo.

2. Renueva tu ropa interior

renueva ropa interior

Ahora que tienes todo lo que necesitas para un nuevo comienzo, es hora de incorporar cualquier prenda que te falte para un cajón de ropa interior completamente surtido. Algunas piezas que debes tener sí o sí son sostenes y ropa interior sin costuras para ponértelos toda la semana sin tener que preocuparte por lavar la ropa. 

Por ejemplo, puedes conseguir, un brasier negro y un par en tonos nude que combinen con tu piel. Algunos tonos rosas, púrpuras o grises bonitos también brindan un toque agradable. En este sentido, recomendamos tener:

  • entre 3 a 4 brasieres cómodos que se ven suaves debajo de las blusas o polos
  • entre 1 a 2 brasieres sin tirantes
  • al menos 1 brasier con tirantes

3. Dobla y organiza

Para mantener un cajón de ropa interior organizado, hay un secreto simple: separadores de cajones. Los separadores de cajones evitarán que tu cajón se convierta en una mezcolanza de sostenes y bragas. Además, te ahorrará tiempo y energía valiosa cuando te alistes por la mañana. 

Todos hemos estado allí, buscando en nuestros cajones esa prenda interior que funcionará perfectamente para tu atuendo ese día. Por suerte, si te organizas con los pasos de a continuación, ese sentimiento frustrante será cosa del pasado.

Hay muchas formas diferentes de organizar tu cajón según tus preferencias personales, pero tener un lugar designado para cada artículo es clave. Esta es una forma práctica de hacerlo:

  • Divide tu cajón en dos secciones y coloca tus sostenes a un lado y las bragas al otro.
  • Divide los sostenes en negro, blanco y nude. Luego organízalos por estilo.
  • Colócalos de forma horizontal en el cajón para ahorrar espacio. Organiza en orden.
  • Luego, separa tus bragas por color y estilo.
  • Colócalas de forma horizontal o enróllalas individualmente para ahorrar espacio.
  • Colócalas en el cajón.

Si una pieza es particularmente delicada, colócala de forma horizontal si tienes espacio o cuélgala. Si prefieres colgar tus prendas delicadas, asegúrate de usar los ganchos adecuados: ya sea con ranuras para que las tiras no se deslicen, o con clips amortiguados y acolchados que no dañen el encaje o la tela delgada. 

Si no tienes suficiente espacio en tu armario o tocador, puedes doblar tu lencería dentro de una canasta y colocarla en un estante. Asegúrate de usar una canasta forrada de tela para que no se enganche con tus artículos.

Al doblar, coloca tus artículos en la cesta de manera horizontal como colocarías un papel en un archivador. De esta manera, puedes verlos todos a la vez y no arruinarás toda la pila doblada cada vez que quieras agarrar uno.

4. Cuida bien tus prendas

cuida bien prendas

Ahora que has ordenado con éxito tu cajón de lencería, tu próximo trabajo es simple: trátala con amor. El cuidado de tus prendas según las instrucciones de la etiqueta es muy importante. Siempre revisa la etiqueta de tu prenda para conocer las instrucciones adecuadas de lavado y secado. 

Para la mayoría de las mujeres ocupadas, lavar los sostenes cada dos o tres usos es un objetivo realista (los sujetadores deportivos son una excepción). Recomendamos lavarlos a mano en agua fría con un detergente suave. Asimismo, cuando laves tus sostenes, asegúrate de cerrarlos para que tus ganchos no se enganchen en nada. 

Las prendas delicadas, como los sostenes y las bragas siempre deben colgarse o colocarse sobre una toalla para que se sequen al aire. Nunca seques la ropa interior en secadora, ya que perderá su forma y función y no durará tanto como si fueras a colgarla para secarla.

Consejo: usa hierbas secas como la lavanda para hacer una bolsita perfumada y colocar en tus cajones y armarios o rocía una bolsita con tu perfume favorito para tener una lencería perfumada.

Hasta aquí, te hemos mostrado 4 pasos para guardar ropa interior de forma ordenada. Como ves, se trata de un proceso sencillo. Recuerda que si aún te falta espacio porque tienes otras prendas fuera de temporada en tus cajones o closet, recurre a una bodega personal para que tengas más espacio de almacenamiento. 

En The Safe Storage Co. Brindamos el servicio de alquiler de depósitos para guardar cosas, de esta manera podrás mantener tus bienes protegidos y en una zona de fácil acceso para ti. Comunícate con nosotros si estás interesado en nuestras unidades de almacenamiento.

Deja un Comentario