10 tips para organizar tu biblioteca en casa

Si observas a tu alrededor y ves que hay muchos libros por doquier, es momento de crear una biblioteca en casa; o bien, de reorganizar tu biblioteca actual. Un almacén seguro será tu mejor aliado para cualquiera de estos procesos.

Si bien el hábito de coleccionar libros es una actividad completamente normal, esta ciertamente puede crear mucho desorden en el hogar si no tienes un sistema para clasificar y acomodar tus libros adecuadamente. 

Descuida, no es necesario que cuentes con una habitación designada a ser una biblioteca; puedes incorporarla donde quieras, desde un soleado asiento junto a la ventana de la cocina hasta en una combinación de oficina / biblioteca en casa. 

Con esto en mente, en The Safe Storage Co. te mostramos 10 consejos para organizar tu biblioteca en casa.

1. Elige el lugar

Mencionado anteriormente, si bien una habitación es ideal para crear este espacio, no es absolutamente necesaria. Debes elegir un lugar en tu hogar que no sea ruidoso y que no sea muy transitado. Este lugar debe contar con mucha luz natural, o cuanto menos, debe estar bien iluminado. 

En teoría, puedes estar en cualquier habitación de tu hogar, desde el dormitorio hasta la oficina, incluso el comedor o cualquier lugar que cumpla con esas características. No te limites en este punto, pero ten la certeza de que es el lugar adecuado para tus preferencias.

2. Establece el ambiente

sala

Cada lector es diferente y a cada uno le gusta un cierto ambiente durante el tiempo de lectura. ¿Cómo te quieres sentir en tu biblioteca? Escoge un color adecuado para crear ese ambiente. Por ejemplo, si te gusta la sensación envolvente y rica de las bibliotecas de antaño, los rojos profundos o los marrones lujosos pueden ser tu estilo. 

¿Tal vez te gustan los tonos brillantes y alegres? ¿Quieres que tu biblioteca sea un lugar fresco con tonos claros y una ventilación excelente? La creación del espacio de tus sueños comienza con los colores. Procura responder a estas preguntas antes de empezar a decorar tu biblioteca en casa.

3. Un lugar para sentarse y leer

Una vez que hayas elegido el color, evalúa tu espacio. Escoge en qué tipo de asiento te gustaría disfrutar de tu lectura y cuántos asientos necesitarás. ¿Sillas? ¿Mesas? ¿Sofás? Asegúrate de que todos encajen cómodamente, dejando el espacio suficiente para las luces, y algunas mesas o muebles. 

Para lugares con poco espacio, un asiento junto a la ventana con espacio para guardar libros te brinda dos beneficios en uno.

Te puede interesar: 7 formas de optimizar de manera inteligente espacios pequeños

4. Almacena tus libros

Este punto dependerá de cuántos libros tienes y si planeas ponerlos todos en tu biblioteca casera. Si deseas hacer esto último, asegúrate de que el lugar que has elegido tenga espacio suficiente para todos tus libros. 

Si tienes una colección grande, los estantes para libros serán tu mejor opción de acomodamiento. Para colecciones más pequeñas, puedes usar una estantería más pequeña o incluso estantes flotantes modernos. Independientemente de tu elección, procura asegurar adecuadamente tus estantes a las paredes.

5. Aprovecha cada rincón

biblioteca libros
 

Si te falta espacio y te preguntas cómo colocar todos tus libros en un solo lugar, utiliza la altura de tu habitación a tu favor. Opta por las estanterías que vayan desde el piso hasta el techo. Además, ser creativo con un lugar en donde colocar tus libros será de gran ayuda. 

Por ejemplo, puedes usar una silla con almacenamiento debajo y colocarla junto a la ventana, o puedes usar una mesa con estantes de almacenamiento. Un espacio creativo que se ve absolutamente impresionante es colocar los estantes sobre la entrada. No olvides tener una escalera de biblioteca clásica a la mano para que puedas llegar a los estantes superiores.

6. El peso máximo 

Cualquier amante de los libros sabe que estos pueden ser algo pesados. Por ejemplo, posiblemente en una ocasión un libro haya hecho que casi sobrepases el peso límite de una maleta de viaje. Algo similar ocurre con los pisos y tus estantes.

Debes asegurarte de que los estantes que escojas puedan soportar completamente el peso de tus libros, y de igual forma, que el piso en donde se encuentren pueda soportar a los estantes y a sus cargas.

Si bien esta recomendación está más orientada a una gran colección de libros, siempre puedes consultar a un profesional para estar seguro de que todo está en orden.

7. Consigue los estantes adecuados

Relacionado al punto anterior, asegúrate de comprar los estantes adecuados cuando construyas una biblioteca en casa. Un estante estándar de 1 m de largo debe tener al menos 2.5 cm de grosor. Intenta seguir esta relación, debe ser más grueso mientras más largo sea el estante.

Una buena idea es conseguir estantes ajustables, para que puedas acomodar libros de bolsillo cortos y libros altos por igual sin perder espacio. Las mejores estanterías para libros deben brindar un mayor soporte que las demás y ser más duraderas que las estanterías más baratas.

8. Maximiza el espacio en los estantes

Apilar libros en dos columnas, una detrás de otra, es una excelente manera de ahorrar espacio, pero con un problema muy común: no se pueden leer los títulos de los libros ubicados al fondo. Descuida, hay una solución manual para esto. 

Recolecta algunas cajas vacías o rollos de papel de aluminio; para usarlo como soporte (se recomienda envolverlos en papel). Luego, colócalos en tus estanterías (córtalos para que quepan si es necesario) y apila esa segunda fila en la parte superior de estos para que puedas observar los libros de más al fondo sobresaliendo.

9. Limpia tus libros

Independientemente de si tu colección es grande o pequeña, a veces las plagas intentan hacer un festín con tus tesoros literarios. Como mínimo, atraen mucho polvo y en el peor de los casos, tus libros pueden estar en peligro de agujerearse.

Limpiarlos con regularidad mantendrá alejadas a las plagas y evitará que estornudes mientras lees. Retira los libros antes de limpiar el estante con un paño suave y con un poco de abrillantador. 

A medida que los colocas de nuevo, límpialos con un paño de microfibra limpio o aspíralos. Recuerda que, si necesitas de un espacio en donde guardar tus libros o muebles, puedes utilizar una unidad de almacenamiento para ayudarte con el proceso.

Te puede interesar: Cómo guardar libros en un depósito de alquiler

10. Organiza tu biblioteca

Si bien existen métodos como organizar por tamaño, color o género, no existe un método definitivo que sea la mejor forma de almacenar libros. Prueba diferentes formas de organización hasta que encuentres un sistema que funcione para ti. Además, puedes reorganizar tus libros tantas veces como quieras. 

Por ejemplo, agrupa tus libros «para leer después» en el espacio superior de tus estantes, tus favoritos a tu altura para un mejor acceso y los libros de los niños más abajo donde puedan alcanzarlos. 

Biblioteca en casa

Si bien la mayor parte de tu biblioteca debe organizarse para que tus libros sean de fácil acceso, en lugar de agradables a la vista, no es necesario sacrificar el estilo de un espacio por completo. Siempre puedes tener una biblioteca hermosa organizando diversos adornos para crear una apariencia similar a una galería. 

Es posible que sientas la tentación de organizar tus libros por color o de probar algo moderno. No obstante, es probable que no puedas encontrar el libro que deseas cuando llegue el momento. 

Con la ayuda de estos consejos, es seguro que lograrás una excelente biblioteca casera ¡Recuerda que siempre puedes utilizar un depósito de alquiler para ayudarte a organizarla nuevamente!

En The Safe Storage Co. Brindamos el servicio de alquiler de depósitos para guardar cosas, de esta manera podrás mantener tus bienes protegidos y en una zona de fácil acceso para ti. Comunícate con nosotros si estás interesado en nuestras unidades de almacenamiento.